Paramount Comedy ha anunciado hoy el grupo de “amiguetes”, que conducidos por Alex O’Dogherty, participarán en “El Roast de Santiago Segura. Amiguetes los justos”. Alex de la Iglesia, Angy, Carlos Areces, El Gran Wyoming, Kiko Rivera y Silvia Abril serán los encargados de “desmontar” al popular Santiago Segura y poner a prueba su capacidad de afrontar una crítica.

ÁLEX DE LA IGLESIA está acostumbrado a “maltratar” a Santiago en el cine haciéndole correr, disparándole, lanzándole al vacío…

La joven cantante mallorquina ANGY y Santiago Segura se conocieron en el programa de televisión “Tu Cara Me Suena” y conectaron desde el primer momento. Angy se proclamó campeona del concurso en una reñida final en la que competía con el perfeccionista Santiago. Después del programa han mantenido su amistad.

CARLOS ARECES, con su aspecto de no haber roto nunca un plato, confiesa que le va a costar sacar los trapos sucios de su amigo Santiago, pero lo dice con una malévola sonrisa.

EL GRAN WYOMING y Santiago Segura son conocidos por sus exitosas carreras pero también por sus fuertes personalidades. Perfeccionistas, exigentes, ingeniosos, de respuesta rápida y lengua afilada… ¿Cómo será ese choque de trenes?

Santiago Segura descubrió a KIKO RIVERA como actor en Torrente 4, mostrando a un chico divertido capaz de reírse de si mismo. Kiko Rivera ha demostrado tener un lado cómico a explotar y va a reivindicarlo en el Roast de Santiago Segura.

Una de las mejores actrices cómicas de nuestro país, SILVIA ABRIL conocida por sus interpretaciones en cine y series de televisión, y especialmente por su personaje de “la niña de Shrek” en el programa “Buenafuente”, viene dispuesta a explicarnos cómo es Santiago Segura.

Paramount Comedy va a hacer todo lo posible por desnudar al personaje de Santiago Segura. Lo hará a través de estos invitados que, sacarán a la luz sus miserias, bromearán con él y hasta se reirán de él para poner a prueba su ingenio. Santiago escuchará atentamente todo lo que tienen que decirle, pero no podrá intervenir hasta el final, cuando el escenario será suyo. Entonces tendrá la oportunidad de vengarse por todo lo recibido. Es más que probable que lo que el público viva esa noche sea difícil de olvidar por mucho tiempo.